Introducción

Un movimiento internacional

El Comercio Justo hace referencia a un movimiento social global que promueve otro tipo de comercio, uno basado en el diálogo, la transparencia, el respeto y la equidad. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los pequeños productores y trabajadores desfavorecidos.

El comercio justo es un modelo comercial que pone al centro los seres humanos y la sostenibilidad social, económica y ambiental de las sociedades; dignificando el trabajo, respetando el medio ambiente y fomentando una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales.

El comercio justo facilita a los pequeños productores(as) organizados un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas, creando un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad, lo más directo posible entre productores y consumidores.

El Comercio Justo fomenta una producción sostenible

Frente al aumento de enfermedades tanto humanas como animales, a las epidemias alimentarias, al calentamiento global, y a las repercusiones de la producción alimentaria mundial, el Comercio Justo en sus requisitos propone una producción limpia y respetuosa del medioambiente.

Debido al hecho de que cada actividad humana tiene repercusiones sobre el medio ambiente, el Comercio Justo toma en cuenta toda la cadena de producción y de distribución para limitar los impactos negativos sobre biodiversidad y el medioambiente.

El Comercio Justo no puede pensarse sin considerar la conservación y la utilización sostenible de la biodiversidad. Por eso los actores del Comercio Justo se movilizan para solucionar los problemas que pueden afectar el medioambiente y la perennidad de los sistemas de producción agrícola.

El Comercio Justo es también equidad de género.

El Comercio Justo permite a las mujeres de agruparse y organizarse de forma formal. Así, pueden enviar delegadas de sus grupos a las asambleas para representar la voz de sus comunidades y votar. Además, los gremios de Comercio Justo permiten a los miembros de las organizaciones participar en formaciones y talleres de sensibilización sobre el género, entre otros.

Las mujeres se involucran con dinamismo en iniciativas destinadas al desarrollo económico, la solidaridad y la reducción de las inequidades, especialmente con el Comercio Justo.

Frente al cambio en las costumbres de alimentación a nivel internacional, el Comercio Justo viene en respuesta al abandono de las producciones ancestrales, fomentando tanto el consumo como la producción.

El Comercio Justo permite la preservación y el fortalecimiento de las culturas locales, más que todo en las zonas más vulnerables que sufren de migración y de pobreza; rescatando la cultura y el sistema de producción que era usado antes, pero con más conocimientos técnicos.

¿Conoces a CLAC?

Unos de los principales hitos alcanzados por las organizaciones agrarias de Comercio Justo en América Latina ha sido la creación de la Coordinadora Latinoamericana y del caribe de pequeños Productores de comercio Justo -CLAC. Hoy, CLAC agrupa a 926 organizadores de pequeños productores y productoras repartidos en 21 países del continente latinoamericano representadas por redes de productos y coordinadores nacionales como es la CHPP en Honduras

¿Tienes alguna pregunta?

últimas Noticias

Galería

Copyright ©2021 CHPP Honduras